Entre el camino del bien y el camino del mall

Se dice que Miami es el paradigma de la superficialidad. Hablar de esta ciudad es sinónimo de playas, malls y discotecas. Incluso es común, para muchos de sus habitantes, encontrarse los sábados por la tarde en un pequeño infierno frente al televisor: la pantalla salta de canal en canal y el mueble en el que están desparramados toma la forma de sus cuerpos. Su único mecanismo de defensa es apretar los botones del mando a…

Continue reading