Una gran casa en la selva

Para Pedro Lluen, que hizo de Miami también su ciudad Con apenas una década de fundada y siendo una pequeña aldea de pescadores, Miami empezaba a captar la atención de inversionistas y empresarios. Flagler, Brickell, fueron algunos de ellos, y sus nombres resaltan de manera inmediata. El caso de James Deering quizá no nos sea tan familiar, aunque sí el legado que dejó. Deering, vice presidente de International Harvest Company of Chicago, soltero, de cincuentaicinco…

Continue reading