Una Callecita Empedrada

0
30

En el corazón de South Beach, en la 14th street, entre Washington y Pennsylvania Avenue, hay una callecita empedrada —estilo calle de Toledo—, con pequeños edificios color melón y balcones blancos alumbrados por farolitos que, desde que se construyó, en 1920, ha encerrado un encanto particular. Originalmente concebida como un espacio exclusivo para fiestas de gente adinerada, la callecita empedrada ha sido un polifacético escenario en el que se han rodado escenas de películas como Chains of Gold o The Birdcage y de series de televisión como Miami Vice, e incluso, en algún momento, fue punto de Al Capone y sus negocios turbios cuando se reunía en el Clay Hotel a hacer apuestas ilícitas.

Hoy es un rincón bohemio y chic, epicentro de la vida nocturna de South Beach y uno de los lugares preferidos por los turistas. Colmada a ambos lados de la acera por bares, cafés, restaurantes de cocina mediterránea, asiática, europea, latinoamericana, gelaterias  y hasta galerías de arte, la callecita empedrada se enciende más o menos todos los días a partir de las seis de la tarde y no se apaga hasta las cinco o seis de la mañana del día siguiente: el río de gente va de ida y vuelta, y sobre las mesas de los restaurantes, bares y cafés, humean platos y tazas y se empinan copas sin un minuto de tregua. A pesar del constante movimiento, es, sin embargo, un ambiente bastante alegre y tranquilo, ideal para, en esta época en que el clima es fresco, sentarse en La Follie al aire libre frente a un espresso doble, a leer un libro o tomar unos mojitos en la barra del Café Novu —un local muy similar al de la bodeguita del Medio en La Habana— o una jarra de sangría acompañada de unas  buenas tapas en Tapas y Tintos viendo un show de flamenco.

La callecita empedrada es sin duda uno de los lugares más pintorescos, originales y atractivos de Miami. Un lugar diferente de cualquier otro en la ciudad, un paso obligado para aquellos que están de visita. Un pedacito tan clásico como Europa, pero que con los años ha sabido amoldarse muy bien al estilo Miami.

La callecita empedrada lleva el nombre de Espanola Way…

Comentarios

comentarios